Es bien sabido que los bares de pintxos en Bilbao son conocidos por la gran variedad de estos que los locales ofrecen al público. Cuando vas a ir a esta ciudad, lo primero que te dice la gente es: «Vete a comer de pintxos, ¡no vas a comer mejor!», y es que los bilbaínos son los primeros en disfrutar de las noches degustando pintxos con sus amigos por las calles. Este sencillo plato es el mayor reclamo turístico de la ciudad.

Lo difícil es poder elegir entre tantas recetas distintas. Entre los más conocidos tenemos la Gilda, el pintxo por excelencia de Bilbao, que está compuesto de una anchoa, guindillas y una aceituna clavados en un palillo. Si prefieres algo más cocinado, los pinchos morunos son la elección perfecta, aunque si eres más de pescado, no podrás irte sin probar los pintxos de calamares (rabas), que tienen fama de ser los mejores del mundo. También encontrarás los típicos de tortilla española, rellena o la original, o de jamón ibérico con tomate para untar en el pan.

Cada vez tienen lugar más concursos de pintxos para ver dónde están los más imaginativos y más agradables al paladar. Comenzó hace 17 años impulsado por el ayuntamiento y cada vez son más los bares de pintxos de Bilbao que se apuntan. Alguno de los platos ganadores más originales son la sopa con huevo de codorniz, maíz y hongos, txangurro a la donostiarra entre dos tortillas de camarón o chutney de piperrada con bacalao y pilpil de tomate seco italiano.

Para alguien de fuera, ya solo el nombre es difícil de entender. Si no sabes por dónde empezar, en el PUB K2 somos especialistas en saciar tu hambre de pintxos, así que tendrás que empezar por aquí tu ruta en tu próxima visita a Euskadi.